Proyecto de Movilidad en Murugu

Maison Karité ha donado un vehículo a la cooperativa de Murugu (Ghana) para facilitar la recogida y transporte de nueces ecológicas de karité, que suponen un motor de economía y sustento en esta área.

La entrega de llaves se produjo el pasado 27 de Agosto con gran alegría y satisfacción para todos.

 

Entrega del MotoRemolque en Murugu from Maison Karité on Vimeo.

Maison Karité lleva años fomentándo y visibilizando la importancia de la economía del karité y el empoderamiento de las mujeres que intervienen en ella. Por este motivo elaboramos nuestros productos con manteca salvaje procedente de cooperativas de mujeres del norte de Ghana, con quienes trabajamos en estrecha colaboración. El resultado es una manteca de karité salvaje 100% pura (sin refinar y sin ningún tipo de aditivo), elaborada a mano y con certificación ecológica Un verdadero tesoro de la naturaleza y un exponente de la cosmética natural, ética y sostenible.

La elaboración de la manteca comienza con la extracción de las nueces de este árbol considerado como sagrado. Una tarea reservada para las mujeres que, únicamente, pueden coger las que se encuentran en el suelo. La recogida y el transporte resultan muy fatigosos. Con el fin de aliviar esta carga, abordamos el proyecto de donar un vehículo (un triciclo motorizado con espacio de carga) comúnmente llamado “MotorKing” a la cooperativa de mujeres recolectoras de Murugu, en el parque nacional de Mole, NorthGhana.

vehiculo donado por Maison Karite

Se trata de un pequeño grupo de 105 mujeres que recogen nueces de Karité en las zonas delimitadas como ecológicas pero su labor va mucho más allá, mantienen saneadas las zonas de recolección y su presencia disuade a los cazadores furtivos de elefantes.

entrega de llaves del motorking


Según explica Dari Fatima, secretaria de la Cooperativa de Mujeres Recolectoras de Karité Orgánico de Murugu: “Tenemos que andar bastante para llegar a los árboles y luego transportar las nueces sobre la cabeza. Con este triciclo motorizado aligeramos mucho el trabajo, pues no tenemos que andar ni cargar. Podemos llegar antes a casa para cuidar de nuestras familias”.


Por su parte James Bani, Secretario del Comité de Gestión de Recursos de la Comunidad de Murugu: “Queremos dar las gracias a Maison Karité porque con este vehículo las mujeres pueden recoger más nueces y, además, hacerlo de forma más sencilla. Esto tendrá un impacto muy positivo en la capacidad económica de la cooperativa”.

Carmen Navarro, Directora de Maison Karité nos explica “Escogimos hermanarnos con este pequeño grupo porque por su lejanía y tamaño estaban fuera del circuito de ayudas para las que se necesita cierta capacidad de gestión burocrática. Su trabajo es durísimo por la temperatura, la posición, las picaduras de serpientes y escorpiones. Escuchamos sus peticiones y nos pareció un proyecto sostenible del que todos nos beneficiábamos. Nos sentimos muy felices y nuestra intención es continuar acompañándolas y creciendo juntas.”

Barcelona, Agosto de 2020.

 

Deja un comentario

Categorías